top of page

Uno de los términos más utilizados en el área de Recursos Humanos, es la frase “Reclutamiento y Selección de Personal”, son términos que van de la mano y tienen diferente significado. Reclutamiento se refiere a las fuentes que se encuentran disponibles para encontrar candidatos potenciales que podrían cubrir cierta vacante, entre algunas de las fuentes se pueden mencionar: redes sociales, anuncio de periódicos, radio, televisión, sitio web de la empresa, referidos, asociaciones de egresados, instituciones educativas, entre otras.

Entonces, en resumen reclutar es utilizar todos los medios disponibles para encontrar los candidatos con las habilidades necesarias para determinada Labor.

la sonrisa del apretón de manos

Reclutamiento y Selección de Personal

 

 

 

 

 

 

Seguidamente en el proceso, tenemos a la parte de “Selección” que se refiere a utilizar medios objetivos para evaluar si la persona cumple con los requisitos para desempeñar la función a la que se está postulando. Los distintos medios que se utilizan para la selección de personal son: mapeo telefónico, entrevista de Recursos Humanos, entrevista técnica/líder del área,  pruebas psicotécnicas, test de conocimiento o habilidades, pruebas técnica de competencias blandas, verificación de documentos, prueba de campo, chequeo de referencias laborales o personales, entre otros.

De acuerdo a mi experiencia podría decir que son palabras, que son consideradas como Hermanas, siempre van de la mano, una alimenta a la otra. Pero por separado no funcionan.

Este proceso, de acuerdo a la cultura y políticas de la empresa, pudiera ser largo, corto, flexible, resumido o riguroso. Todo compagina en tener a la persona “Ideal” para realizar las funciones, el éxito de este proceso va a estar determinado por la correspondencia entre el perfil del cargo Vs el perfil del candidato, a medida que dicha relación tenga más porcentaje de similitud, vamos a encontrar la persona que podrá cumplir las funciones propuestas.

Luego de finalizar este largo recorrido en nuestro “Proceso de reclutamiento y selección” Existen unas variables que puede afectar y complica su efectividad, entre estos puedo mencionar: no aceptación de la propuesta económica por parte de la persona seleccionada, desistencia en algunas de las etapas o aceptar otra propuesta laboral.

Este ciclo se repite cuantas veces sea necesario hasta cubrir la vacante, ¿Te parece imposible? Muchos de mis colegas en el área lo describen como agarrar arena con una mano, es la mejor imagen gráfica que lo identifica. Pero no te desanimes en el proceso conocemos personas extraordinarias, que realizan cambios sorprendentes en las organizaciones se convierten en los futuros líderes y es un ciclo que se retroalimentan por si sólo, van apareciendo nuevos candidatos producto de nuestros procesos de reclutamiento que brindan entusiasmo en cubrir esa vacante, a medida que vamos teniendo más perfilado nuestro proceso de reclutamiento, va a facilitar los talentos que pueden ser potenciales para la selección posterior.

Todos estos procesos van quedando registrados y archivados, creando una base de datos de candidatos elegibles que son potenciales para cubrir futuras vacantes.

Siempre se habla que es un proceso de Recursos Humanos, pero realmente quien tiene un rol fundamental muy importante el candidato que se está postulando, porque a medida que la persona lee las especificaciones de la vacante y se autoevalúe para manifestar que realmente tiene el perfil, la voluntad en continuar con el proceso, la sinceridad en poder desistir en cualquier momento, el interés en aceptar las distintas etapas y la disposición en atender los contactos por parte de la empresa. Estos puntos son fundamentales en cualquier etapa, por lo que Recursos Humanos ciertamente realiza procesos para cubrir sus necesidades de personal, pero el profesional también está realizando su proceso reclutamiento y selección para decidir en cual empresa desea iniciar o continuar su crecimiento. Creando un sistema bidireccional bastante interesante.

Piblic fatima